“La bestia azul”

nota: cuando empecé Libroscopio, hace unos pocos días, invité/propuse a algunos amigos escribir reseñas cuyo asunto, para hacer más atractiva la invitación, sería de libre elección. La nota que sigue es, para mi, una (gratísima e inmerecida) sorpresa, como para cualqueir otro lector. Negarme a su publicación hubiera sido tan obsceno como obtenerla por encargo. (G.V.)

por Paula Fernandez Vega*

Gonzalo Viñao perpetra cuentos desde una dimensión paralela. Teniendo en cuenta como parámetro sus textos ganadores en el concurso Osvaldo Soriano (“La bestia azul”, 2010), y siendo esta selección un límite simplemente para delimitar mejor su estilo, podemos percibir dos ejes fundamentales que sostienen y a la vez arriesgan su escritura: la reflexión introspectiva y la observación de los espacios mundanos.

En primer lugar, una especie de inconciente atiborrado de recuerdos, necesidades humanas ocultas por la moralidad, fobias completamente anormales a objetos completamente normales, salen a flote en una conjunción fantástica. No por necesitar inventar, necesariamente, un nuevo mundo para describir su propio estado. Más bien desencadena, desde su perspectiva personal, una realidad que prefiere surrealista, parcialmente palpable y colocando algunas figuras fundamentales que la justifican, la estabilizan y a la vez le dan un sector de incomodidad, exceso y, a la vez, sensación de pertenencia y cotidianeidad que le dan al lector la oportunidad de sentirse identificado (función fundamental de la escritura). Pueden ser estas la de la mujer, los espacios aparentemente habitados por gente normal, la sensación de soledad, las consecuencias del alcohol o la droga. De esta manera, lo que tiene resultados extraordinarios, conclusiones sorprendentes acerca de la existencia, la vida, el sexo, el amor, las imágenes cotidianas, resulta ser, a simple vista, poco importante. Por eso resulta interesante una lectura observadora, en la que se enfaticen tanto los ejemplos superficiales para describir situaciones profundas e inefables, como los marcos narrativos en los que el desarrollo lineal de las historias nos ubican más cómodamente, para creer que estamos siguiendo un patrón y que nada malo nos puede pasar en el camino. Allí sucede, entonces, la revelación de los finales, que puede considerarse un tercer eje del que se vale el escritor para terminar sus escrituras de manera crucial y controvertida. Una última imagen que parece que no terminará nunca, y que permanece en la cabeza del lector como conclusión no necesariamente cerrada del resto de la historia, o una oración o párrafo que comprueba, a modo de ensayo, lo que se intentaba argumentar al inicio.

Esta mezcla de filosofía y literatura, de descripción amorosa y delirio, de frustraciones humanas y esperanzas olvidadas, de sujetos temporales y atemporales, de vigilia y sueño, de odio al mundo y aferración a todas las cosas cercanas, lo terminan de definir sin definirlo completamente. Porque es su escritura, sin dudas, un camino abierto a las posibilidades, en la que pareciera que las ideas se cuelan sin querer en la vida cotidiana, y que Viñao desencadena en historias que, más allá de poseer una calidad y claridad literaria por demás llamativa, tienen mucho que ver con los aspectos más primitivos y necesarios de la vida humana, y que parecen estar tan olvidados.

Links:

Gonzalo Viñao

http://costanegra.blogspot.com/

*Paula Fernandez Vega

http://divaguesdiarios.blogspot.com/

Anuncios

Una respuesta to ““La bestia azul””

  1. Paula: tu reseña, tus impresiones y tus comentarios son tan buenos e impresionantes como los cuentos de tu reseñado. te felicito mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: