leones en la ruta

The road, Cormac McCarthy (Mondadori 2007)
por Gabriela Cancellaro*

¿Existían los libros que podían leerse como si fueran una película antes de la aparición del cine? ¿o son consecuencia de su invención, que transformó para siempre la manera de contar? ¿es el cine consecuencia de la narración o fue un elemento que modificó a la literatura de una vez y para siempre? ¿será tal vez que los que cambiamos fuimos nosotros, seres audiovisuales con cerebros acostumbrados a pantallas?

Cormac McCarthy podría responder estos interrogantes con autoridad, ya que cuatro de sus diez novelas publicadas hasta el momento atravesaron con suerte dispar el desafiante proceso de la adaptación a 35 mm.: All the pretty horses, No country for old men, Sunset Limited y The road, la historia que le valió el premio Pulitzer 2007.

The road podría definirse como una historia de pocas palabras. Silencios obligados por la necesidad de supervivencia, enseñanzas transmitidas de padre a hijo bajo una manta encontrada al costado de la carretera que lleva al mar. Una travesía a través de un mundo post apocalíptico en el cual no hay salvación en la tierra ni en el cielo.

Es la historia de un amor paternal leonino plasmado en un juego de matar o morir. Porque la muerte es la tercera protagonista: muertos los hombres, muerta la civilización. Solo resta caminar y caminar hacia el destino incierto: la vaga esperanza de una playa con la que el hijo sueña y a la que el padre lucha con denuedo por llegar. El mismo denuedo con el que trata de mantener viva la llama de la infancia en ese niño demasiado pequeño y vulnerable, nacido justo cuando ya no tenía sentido nacer.

Muerte, y amor para enfrentarla. Tal parece ser la fórmula de McCarthy, quien tiene predilección por los espacios abiertos e infinitos que nos recuerdan que no somos nada ante la inmensidad.

La confesada inspiración para The road en su paternidad tardía (a los 66 años) devela con claridad la metáfora: los temores acerca del fin de la existencia, el miedo visceral ante el hecho concreto y angustiante de cualquier padre ante la inminencia de la propia finitud y la preocupación por los que se deja atrás, cuando se siente que no están preparados para seguir solos.

La desesperación por la vida más allá de la propia vida y su devenir se adivina en todas las acciones del padre: su instinto animal, las toscas caricias durante los escasos momentos de tranquilidad y la mirada vigilante mientras el hijo duerme (un descanso acosado por los fantasmas grises de los otros – pocos – sobrevivientes, algunos resignados y otros mortalmente peligrosos).

El ritmo lento de la caminata se equilibra con los diálogos azuzados por la curiosidad natural del chico de seis años, brillantes en su economía para transmitir lo esencial, que en este caso es lo que se necesita para seguir andando.

En The road, la prosa es poesía. Precisa, compacta, certera. Heredero de la tradición de los mejores novelistas norteamericanos (a menudo comparado con Hemingway o London), McCarthy sitúa esta historia en la gran trama de la lucha del hombre contra el hombre y contra la naturaleza muda pero implacable.

La perfección de The road radica en esa belleza árida pero indiscutible. Una belleza desamparada que arranca lágrimas ante su verdad profunda: el amor de un padre por su cría y el temido, inevitable adios.

 

Links:

Cormac McCarthy en Wikipedia

*Gabriela Cancellaro:
www.noentiendonada.wordpress.com

 

Anuncios

3 comentarios to “leones en la ruta”

  1. fa, qué interesante g.!! excelente reseña y ganas de leerlo…

  2. si, está muy bueno el libro, te deja con una cosa adentro…

  3. Concha Huerta Says:

    LLego a tu blog desde el de G. Mw encanto la reseña que haces de este libro y la reflexión sobre loa literatura adaptada al cine. te sigo. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: